Hallazgos de la semana en Investigación, Educación y Telecomunicaciones

Número 7, 27 de febrero de 2011

Comunicaciones y revolución

Ya hemos escrito antes sobre el rol de las comunicaciones en el cambio de gobierno en Egipto. Comentábamos si las técnicas usadas en Egipto serían útiles si el gobierno utilizara jamming, ya que éste es un ataque contra el que poco pueden las comunicaciones comerciales actuales. En Libia, el control del gobierno ha sido más efectivo que en Egipto; incluso hay reportes de que el gobierno ha utilizado jamming contra las comunicaciones vía satélite. Este es un paso natural. Para que las comunicaciones celulares y digitales comerciales al alcance de los consumidores sigan siendo un factor de cambio social, éstas deberán volverse inmunes a la interferencia intencional -- un reto nada sencillo de afrontar, tanto desde el punto de vista técnico como desde el político.

(Mayo 5, 2011): En Siria, mientras el gobierno (clausura el acceso a internet, los sirios emplean burros[http://www.dbune.com/news/world/6097-donkeys-take-over-from-dsl-as-syria-shuts-down-internet.html] para mantener contacto con el mundo.

Comunicaciones y libertad

Eben Moglen debería ser un nombre conocido por todo universitario, aunque fuera sólo por su trabajo en la redacción de la General Public License (GPL). Su idea más reciente, la freedom box (caja de la libertad), es una plug computer (computadora-enchufe es mi traducción) que decentralizará la información y el poder (político). Se trata de un servidor que decentraliza el acceso a internet y hace más difícil que una sola organización (Facebook por ejemplo) sea capaz de "apagar" el acceso para millones de usuarios. Se buscan voluntarios.

Celulares y salud

Un nuevo estudio revela efectos de la radiación de los teléfonos celulares en el metabolismo de la glucosa en las neuronas. Este metabolismo indica actividad celular; el estudio encontró un aumento en la actividad de las neuronas cercanas a la antena del celular. ¿Es para preocuparse? Los autores del artículo indican que es un dato más a considerar, no se puede concluir nada aún.

Los interesados en este tema deben leer a Bob Park, reconocido físico; esta es su opinión sobre el estudio mencionado arriba.

(Mayo 5, 2011): La Organización Mundial de la Salud declara oficialmente que "no se puede eliminar un lazo entre el uso de teléfonos celulares y el cáncer cerebral". Los teléfonos móviles quedan entonces (clasificados en la categoría 2B)[http://www.iarc.fr/en/media-centre/pr/2011/pdfs/pr208_E.pdf], junto con el ácido cafeico, presente en todas las plantas, la carpintería, el café, trabajar como bombero, los campos magnéticos de baja frecuencia, el dióxido de titanio (presente en todos los bloqueadores solares), y el vinil, entre muchos otros (lista completa (aquí)[http://monographs.iarc.fr/ENG/Classification/ClassificationsGroupOrder.pdf]).